Carta a los postulantes a las universidades



Federación de Colegios Profesionales Universitarios

A los postulantes a las universidades: No seas un profesional frustrado

En este momento, en el que miles de jóvenes postulan a la universidad y dada la actual situación de la educación en Chile, como Federación de Colegios Profesionales Universitarios, nos hacemos un deber ético declarar lo siguiente:

1. En nuestro país, la educación está considerada un “bien de consumo” regulada por el mercado y no un “bien público” regulado por el Estado, en calidad y cantidad. Durante 2015, el Estado chileno -por distintas vías- aportó más de un billón y medio de pesos a la educación superior. Sin embargo, sólo el 24% de esos recursos fueron a la educación pública, lo que significa que un 76% se entregó a instituciones privadas que –en la práctica- aún mantienen fines de lucro y no aseguran calidad en la formación.

2. Hoy tenemos siete veces más estudiantes universitarios que hace 25 años, la población en igual período ha crecido sólo 26%, lo que ha llevado a una sobreoferta de profesionales de todas las áreas. Durante el primer semestre de 2016, según datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), la cesantía profesional aumentó en 31,4%. Los profesionales representan el 38% de la población cesante del país y de estos, el 60% son profesionales universitarios. Debemos agregar a esta cifra los 626.000 subempleados profesionales que se encuentran trabajando en actividades distintas a la carrera estudiada.

3. Nos preocupa que la formación que reciben los estudiantes no posea la calidad mínima necesaria para ejercer adecuadamente su profesión. Así, por ejemplo, las carreras no acreditadas (65,20% del total de carreras impartidas) representan un problema, en tanto no hay seguridad alguna respecto a la calidad de la formación impartida en ellas.
Queremos mejores profesionales que aporten al país. Hacemos un llamado a los jóvenes a considerar que lo más importante al elegir una carrera es la vocación y a informarse al momento de postular, de manera que no se engañen ni se dejen engañar por la publicidad, desechando a priori otras alternativas. Los Colegios Profesionales asociados a esta Federación están disponibles para orientar a los estudiantes.
No queremos que una carrera profesional mal elegida se transforme en una pesadilla que los lleve a la frustración, a la cesantía y al sobre endeudamiento.